Manuals, whips y saltos muy ajisosos, asi fué el 2019 de Nico Vink